Editorial Relieve logotipo

LAS CORRECCIONES DE CULPABLE

I

A la firma de este documento, las correcciones de Culpable siguen siendo un trabajo invisible y complejo, con muchas capas y aristas que se superponen y entrelazan a los gustos literarios, conocimientos teóricos y en ocasiones a la percepción personal de quien leen y analiza los textos de Rowland. Una tinta y hojas que demuestran una visión de la vida y de su oficio, que en muy pocas ocasiones la he identificado.

Por lo tanto, quien acepta la responsabilidad de mejorar la novela que en unos meses vamos a publicar, es un compromiso y una deuda que adquiere con Relieve y el escritor; que va más allá de un compromiso formal y económico. En ese conjunto de colaboradores, incluyo a las editoras; ya que su entrega con la novela de Rowland ha sido fundamental para introducir las indicaciones necesarias, que ni el autor ni el que firma este certificado, hubiéramos apreciado.

Algunas de esas indicaciones han sido sutiles y otras más directas. Cambios necesarios para pulir cada página y capítulo de una novela que de la que hablarán dentro y fuera de nuestras fronteras. Pues el ruido que vamos a generar, producirá un eco inevitable, que rebotará en distintas ciudades y libraría de otros países. Y no por su trasfondo político, y porque el presidente de España es una copia mejorada en Culpable, sino por la calidad literaria de la novela que ha escrito.

II

Al hablar de las correcciones de Culpable, no podemos ocultar las sutiles y evidentes alteraciones que ha sufrido. Aunque no hemos influido en el estilo de escribir que tiene Rowland (al menos en un sentido negativo o que hiciera irreconocible un capítulo). Lo que sí quiero dejar constancia, es que hemos invertido cientos de horas en el manuscrito, aportando nuestra visión crítica, que en ocasiones ha derivado en debates, y en más preguntas y respuestas.

Algunos ejemplos de esas indicaciones serían las siguientes: pedir que quite adjetivos o mejorar la cohesión de un párrafo. Sugerir que amplíe o corte varios párrafos de un capítulo. Proponer una segunda o tercera lectura a unas páginas que requerían una mayor profundidad dramática. Apuntar, que algunas descripciones podrían ser más fotográficas. Aconsejar el cambio de unos adjetivos por otros más sencillos o para que no se repitan. Estudiar si hay incoherencia en la narración. Anotar, con explicaciones, que la extensión de los capítulos y su estructura interna es la correcta.

Reconozco que son correcciones literarias, que influyen en el acabado del libro, ya que mejoran la apariencia estética y la arquitectura de la narración. Las otras correcciones que son más técnicas (faltas de ortografías, erratas o sintaxis) que también benefician al libro y la experiencia de quien lea, las más de trescientas páginas de Culpable. Hasta el título de la novela ha sido motivo de discusión y agradecimiento, por lo acertado que estuvo Rowland en elegir una palabra tan representativa y simbólica, y que se fusiona con la imagen del botón de encendido y apagado.

III

Relieve está formado por un reducido equipo de analistas y lectores que han leído, analizado y corregido Culpable; que ha supuesto un desafío narrativo y técnico, por los cientos de piezas móviles y el decorado político que se oculta y expone en sus páginas. Y lo peor para Rowland y quienes hemos corregido con lupa esos capítulos, ha sido unir y combinar el género de ficción y el de no ficción.

Los acontecimientos políticos y sociales transcurren tan rápido, que lo que más temíamos era que algunas escenas quedasen desfasadas o fuese incoherente con los nuevos acontecimientos. Por ese motivo, hemos tenido que esperar tantos meses a la publicación de una novela, donde muere el presidente de España, Pedro S. Castejón.

Al final, Rowland daría con la solución más aséptica y eficiente, escribir una trilogía. Y, aunque no hubiéramos tenido ese problema de encajar ficción y realidad, el número de páginas iba aumentando con las semanas y meses; con lo que al final, las tres novelas las hubiese escrito, sí o sí. Y a la conclusión que he llegado, es que la creatividad de Rowland es un problema y a la vez una ventaja. Él escribe sin que nadie le fuerce a publicar una segunda y tercera novela, porque la primera ha tenido éxito. Aunque esa última cláusula del contrato (la de las ventas) dependerá del público.

Antonio Fernández, editor

Granda, 1 de febrero de 2024

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0.00

Consentimiento

Responsable del tratamiento: EDITORIAL RELIEVE, S.L. Finalidad: Atender la solicitud de información solicitada a través del formulario. Legitimación: Ejecución de la relación contractual establecida por las partes y consentimiento prestado por el afectado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o supuestos de interés legítimo corporativo entre las empresas titularidad del responsable. No existen transferencias internacionales de datos. Derechos: Podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, oposición y/o limitación al tratamiento y a no ser objeto de una decisión basada únicamente en el tratamiento de datos automatizado, incluida la elaboración de perfiles, así como revocar los consentimientos otorgados dirigiendo su solicitud EDITORIAL RELIEVE, S.L., C/ Domingo Ram, 43, 1º izquierda – C.P. 50017 Zaragoza o a la dirección info@editorialrelieve.com tal y como se indica en la política de privacidad.