Editorial Relieve logotipo

LAS PÁGINAS DE ROWLAND

Las páginas de Rowland es una de esas novelas que no te esperas corregir o leer, porque crees que nadie se atrevería a escribirla, por los protagonistas principales, los temas que inserta y el peligroso contexto extraliterario, que los socialistas y sus socios han construido en España con sus mentiras y neopuritanismo. Manchado de hipocresía y frivolidad, que contamina el entendimiento y las relaciones sociales, que no es más que una distracción para justificar la existencia política de esos miserables, y poder robarnos dentro y fuera de los márgenes que establece las leyes aprobadas en el Congreso.

Tampoco teorizas ni te planteas la posibilidad de que Eduardo Mendoza o el polémico Arturo Pérez-Reverte, escriba una novela con el argumento que nos ofrece Rowland. Ya que la historia, aunque parte de una premisa curiosa y que no es original (el karma en la literatura), elegir al presidente de España, y darle un rol inesperado, al estar muerto desde la primera página, y que sea uno de los protagonistas en Culpable; determina la valentía y audacia del autor.

Pero lo que más me ha sorprendido es el tono, frecuencia y ritmo que ha imprimido a la narración. Y ese enfoque intimista y psicológico al utilizar la primera persona, y ofrecernos una novela psicológica y en ocasiones violenta, a través de los diarios personales del presidente y de Izan; el verdadero perjudicado, pues su cuerpo ha sido profanado, y su mente formateada, cuando una semana después de morir el hombre más poderoso de España junto a Penélope en el avión presidencial, reaparece en el cuerpo de un joven y atractivo neonazi, que trabaja de programador para Google.

En resumen, ni después de cinco chupitos de tequila y varias cervezas con las editoras, te planteas teórica existencia de la novela que ha escrito Rowland, hasta que te entregan el borrador de los primeros capítulos, y te quedas paralizada, sin la capacidad de reaccionar o articular unas pocas palabras, y vuelves a leer los pocos capítulos que te han pasado, y sigues flipando con el proyecto del que te han dado la posibilidad de participar. Y doy gracias a los dioses.

Después, hay una calma y observo esos folios, y vienen las primeras preguntas que te haces a ti misma y con posterioridad a las editoras. Durante unos segundos, ellas se limitan a sonreír y a mirarse para mi desesperación. Sin ninguna exigencia económica, acepto el encargo profesional y personal más importante de mi vida, porque tengo la necesidad de pertenecer al equipo de Relieve, y trabajar en las páginas de una novela, que será un referente social y literario, que provocará un eco que se extenderá a las futuras generaciones.

Alicia Bosch, fotógrafa y analista.

Cantabria, 17 de enero de 2024

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0.00

Consentimiento

Responsable del tratamiento: EDITORIAL RELIEVE, S.L. Finalidad: Atender la solicitud de información solicitada a través del formulario. Legitimación: Ejecución de la relación contractual establecida por las partes y consentimiento prestado por el afectado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o supuestos de interés legítimo corporativo entre las empresas titularidad del responsable. No existen transferencias internacionales de datos. Derechos: Podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, oposición y/o limitación al tratamiento y a no ser objeto de una decisión basada únicamente en el tratamiento de datos automatizado, incluida la elaboración de perfiles, así como revocar los consentimientos otorgados dirigiendo su solicitud EDITORIAL RELIEVE, S.L., C/ Domingo Ram, 43, 1º izquierda – C.P. 50017 Zaragoza o a la dirección info@editorialrelieve.com tal y como se indica en la política de privacidad.