Editorial Relieve logotipo

SIGAMOS HABLANDO DE IZAN

Sigamos hablando de Izan e Inma. ¿De verdad que se pueden hacer locuras por amor? Izan es una prueba, y más siendo un adolescente que descubre el amor y el sexo. De repente, Inma jaque su sistema operativo y todas las aplicaciones que tenía instalada en su CPU, y sufre una transformación radical. Por primera vez, ese chaval es amado por una mujer inalcanzable para la mayoría de los hombres de la Tierra.

La verdad que las interpretaciones que se pueden hacer de la segunda parte de Culpable, cuando aparece Izan, son múltiples. Y lo más importante es la riqueza poética y filosófica e hiperrealismo con la que narra su vida… Era un tema que me preocupaba, que la vida de ese joven estudiante que estaba en su último curso, fuera creíble. De ahí, que hiciera escalada desde los once años con padre y su tío, para justificar su enfrentamiento con un skin en el Buda.

Si hasta es irónico con el nombre del local de los skins… No lo puedo evitar. También, porque detalles que le da una gama de colores únicos a las páginas de Culpable para enriquecer la historia.

¿Y no te dio miedo que Inma fuera una neonazi? No, porque así explicaba los mecanismos de radicalización de un chico que apenas salía los fines de semana, y que era un apasionado de las matemáticas, el ajedrez y las novelas clásicas de ciencia ficción.

¿Hay algo de ti en Izan? He pillado de referencia mis años de adolescencia y del instituto. Mi pasión por el ajedrez y las novelas de ciencia ficción o mi inocencia y visión trágica de la vida.

¿Y de verdad alguien se puede radicalizar así? Bueno, sabiendo que es una novela, tiene coherencia la historia de Izan e Inma, por las siguientes características similares: belleza, altura, edad y se enamoran hasta que traspasan los límites de la razón. Hay violencia y reflexiones filosófica, que impregna de mitología la narración.

¿Y sus diferencias? Entre Izan e Inma, esas diferencias les hace que sean compatibles.

Es una historia de amor auténtica… Yo creo es que más auténtica que las relaciones amorosas de muchas parejas.

Esa conexión y confidencia, ¿de dónde sale todos esos matices? De mis lecturas, películas románticas que he visto y percepción del arte y de las mujeres.

Ya, pero habrá más fuentes de inspiración, ¿no? Visualización. Así imagino la intimidad de un chico y una chica que se enamoran hasta extremos impensables para la mayoría de hombres y mujeres de este planeta.

Pero es tan real la belleza y pasión que transmite en tus descripciones… Es una suma factores que va más allá del oficio y del manejo de vocabulario, y que he recuperado de biografía. Aunque lo importante es el resultado final, para que quien lea esas páginas que impacto.

¿Es verdad que después de unos días, cuando al vuelto a leer algunos de esos capítulos de la segunda parte de Culpable, te han sorprendido? Sí, porque intento resetear, para tener una lectura más fresca.

Muchas chicas y adolescentes leerán la novela por los personajes de Inma e Izan… Estoy convencido que sí, porque Culpable es una trágica historia de amor entre dos adolescentes.

Para mí es una versión moderna y urbana de Romeo y Julieta… Pero con otras variables negativas y un contexto muy diferente.

A mí me ha flipado la historia que tienen Inma e Izan… Desde la puesta en escena de Inma, todas las piezas encajan. He tenido suerte, la verdad.

¿Y el lenguaje que utilizas para las descripciones? Es culpa de los libros de poesía que leía hace muchos años y de algunas novelas.

No sé cuántas veces he leído esas páginas de Culpable… Serán por las correcciones.

Rowland y su exceso de ironía… Pretendían tu provocación.

Sigamos. La escena que más me ha impacto de las primeras cien páginas de Culpable ha sido el escenario de las pelas clandestinas y ese contraste entre violencia y filosofía, romanticismo y sufrimiento… Son escenas violentas y con explicaciones filosóficas, que hace unos meses no estaban en el guion y han surgido en las últimas semanas. Páginas que han dado una mayor profundidad a la novela, y que a quien lea esos párrafos, no les dejará indiferente.

La verdad que a partir del capítulo cuatro, Culpable adquiere una dimensión exponencial… Con Izan e Inma en el escenario, hay luces y sombras, hay pasión y sufrimiento, y esos contrastes y la descripción de la belleza de sus cuerpos, les hace adquirir un mayor protagonismo que al presidente de España.

Y está justificado… Sí, y por varios motivos. Primero porque no iba a escribir una novela en la que el presidente de España fuera el protagonista principal, y porque el perjudicado de la historia es Izan. Culpable no sería la misma novela sin Inma ni Izan.

Ya, porque hubiera sido una novela que no hubiéremos publicado, en el que se hubiese venerado a Pedro Castejón S.L. y a su queridísima esposa Begoña… Ni yo hubiera escrito.

Al no ser que Rowland fuera socialista… Va a ser que no.

¿Y conservador? Soy apolítico.

Nadie lo diría… Bueno, si el actual presidente de España, hubiera tenido un perfil discreto y hubiera cumplido todas sus promesas de lucha contra la corrupción política y trabajar por un sistema democrático más libre y trasparente, no hubiera tenido motivos para escribir Culpable.

Noly Salgado, editora.

                                                                                                                                                                                              Denia, 12 de marzo de 2024

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0.00

Consentimiento

Responsable del tratamiento: EDITORIAL RELIEVE, S.L. Finalidad: Atender la solicitud de información solicitada a través del formulario. Legitimación: Ejecución de la relación contractual establecida por las partes y consentimiento prestado por el afectado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o supuestos de interés legítimo corporativo entre las empresas titularidad del responsable. No existen transferencias internacionales de datos. Derechos: Podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, oposición y/o limitación al tratamiento y a no ser objeto de una decisión basada únicamente en el tratamiento de datos automatizado, incluida la elaboración de perfiles, así como revocar los consentimientos otorgados dirigiendo su solicitud EDITORIAL RELIEVE, S.L., C/ Domingo Ram, 43, 1º izquierda – C.P. 50017 Zaragoza o a la dirección info@editorialrelieve.com tal y como se indica en la política de privacidad.