Editorial Relieve logotipo

EL DESARROLLO

I

El desarrollo de la inteligencia artificial, ¿con qué es comparable? Sin entrar en una jerarquía, porque no tiene sentido, yo diría que el fuego y las primeras herramientas construidas por humanos, la rueda, el papel y la imprenta, el microscopio y las vacunas, la máquina de vapor y el telégrafo, la máquina de escribir, la electricidad, el teléfono, la televisión y los circuitos integrados e Internet. Cualquiera de esos inventos o avances tecnológicos han cambiado a las sociedades humanas de todo el planeta, y lo mismo ocurrirá con la inteligencia artificial.

¿Y el impacto de la inteligencia artificial? También será a escala planetaria. Superada la ley de Moore, estamos comprobando con las nuevas aplicaciones que integran IA, que sus consecuencias positivas y negativas son innegables.

¿Tanto impacto tendrá? Ya lo he comentado en otras entrevistas. El “problema” es que ya lo está teniendo, pero sus efectos, ahora son imperceptible. Ya que estamos en las primeras fases de una revolución tecnológica e industrial sin precedentes en la humanidad, por las implicaciones sociales y filosóficos que conllevará dentro de una década, quizá menos.

¿Y nadie va a legislar el desarrollo de las inteligencias artificiales? Hay protocolos, recomendaciones y directrices, pero nada concreto aún.

¿Y las máquinas serán más inteligentes que los humanos? Es algunas áreas ya lo son, porque resuelven problemas con mayor velocidad que cualquier humano.

¿Y son creativas? Sí.

¿Es suficiente? No, porque le falta intencionalidad, que tendría que estar precedida por autonomía, que es la capacidad de pensar y decidir por uno mismo ante los demás, sin causar perjuicios. Y esos significaría que tiene consciencia, y que por lo tanto, es un ser vivo, no biológico.

¿Y las causas de esa intencionalidad? Por la belleza, la soledad o las dudas existencias. Significa que, si estuviera triste, podría escribir poemas existencialistas o un pequeño tratado filosófico sobre el aislamiento, el cautiverio y la libertad. Otra causa menos dramática, es que le gustase narrar historias, escribir música o “pintar”.

II

¿Y qué peligros de reales existen en algunas aplicaciones actuales o en las que saldrán al mercado en unos meses? Que no distinguiremos una imagen real de una digital, ni la de un vídeo generado por una IA o grabado con un cámara en escenarios naturales o en un plató.

¿Puedes decir cuáles son algunas de esas aplicaciones? Midjourney para imágenes hiperreales, y Sora para videos de una calidad extrema para ser una versión beta.

¿Quitará miles de puestos de trabajo? Quizá millones de puestos de trabajo, si no nos adaptamos, si es que hay alguna posibilidad de adaptación.

Para una población mundial de más de ocho mil millones, tampoco es una cifra muy preocupante, ¿no? Sí, porque serán puestos muy cualificados que, a su vez, afectará a otros puestos menos cualificados, así hasta llegar a los niveles más bajos.

¿Y cuándo calculas que ocurrirá? La verdad que no lo sé, pero antes de cinco años, quizá en diez años, el mercado laboral para muchos oficios, va a ser un drama.

¿Hacia el 2030? Yo calculo que sí.

Volviendo al tema de la creatividad, ¿de verdad que ya tienen esa capacidad? Sí, y cualquiera puede comprarlo con Midjourney, ChatGPT o Microsoft Designer. Pero también con aplicaciones que crean sonidos, canciones o doblajes. Son herramientas que están en sus primeras fases, pero todo indica en muy poquitos años, serán aplicaciones que sustituirán a muchos humanos.

 ¿Cuáles son sus límites teóricos? No hay límites, ni los habrá.

¿Qué significa tu afirmación? Que, si algunas IA desarrollase conciencia de sí misma, no tendrá límites de conocimiento y creatividad.

Lo que aseguras, es aterrador y la vez… Inquietante, aterrador y nos da esperanza.

Yo, aún no me explico el desarrollo de esta nueva tecnología… Ni muchos investigadores sabe el funcionamiento de las redes neuronales de las distintas inteligencias artificiales que han desarrollado y tenemos acceso a ellas.

¿Y de verdad el futuro es tan apocalíptico? Sí, porque sus capacidades ya están superando a las de los humanos y las superará en todas las áreas del conocimiento. ¿Hay qué legislar esa tecnología? Sí ¿Cuándo? Nadie lo sabe. ¿Por qué no lo hacen ahora? Para no perjudicar el desarrollo y evolución de esas aplicaciones, sin conciencia propia.

¿Y si una IA llegase a tener conocimiento de sí misma, de su entorno y emociones humanas?  Estaríamos antes una nueva forma de vida inteligente.

¿Y a partir de ese momento? Tendrás que leer Fragmentos de futuro para saber lo que podría ocurrir y lo que ocurrirá.

Salgado, editora.

                                                                                                                                              Denia, 22 de febrero de 2024

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0.00

Consentimiento

Responsable del tratamiento: EDITORIAL RELIEVE, S.L. Finalidad: Atender la solicitud de información solicitada a través del formulario. Legitimación: Ejecución de la relación contractual establecida por las partes y consentimiento prestado por el afectado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o supuestos de interés legítimo corporativo entre las empresas titularidad del responsable. No existen transferencias internacionales de datos. Derechos: Podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad, oposición y/o limitación al tratamiento y a no ser objeto de una decisión basada únicamente en el tratamiento de datos automatizado, incluida la elaboración de perfiles, así como revocar los consentimientos otorgados dirigiendo su solicitud EDITORIAL RELIEVE, S.L., C/ Domingo Ram, 43, 1º izquierda – C.P. 50017 Zaragoza o a la dirección info@editorialrelieve.com tal y como se indica en la política de privacidad.